Aguas Blancas – Masacre 1995, Coyuca de Benitez, Guerrero, México

400 voces para Aguas Blancas

Por: Martha González Díaz.

El 28 de junio de 1995 a las 10:30 en la Sierra de Coyuca de Benítez, Costa Grande del estado de Guerrero, cerca del poblado de Aguas Blancas fueron asesinados con premeditación, alevosía y ventaja 17 campesinos y heridos 29,  por efectivos de la policía motorizada y judicial del estado. La orden directa vino del entonces gobernador Rubén Figueroa Alcocer. El objetivo fue; impedir una manifestación de la Organización Campesina de la Sierra del Sur.

Los responsables fueron funcionarios del más alto nivel, y a la fecha siguen impunes. Los campesinos  sacrificados  resucitaron en cenzontles, y sus 400 voces pregonan vientos de esperanza.  A 15 años de impunidad,  aquí está el canto de los caídos.

1.-Paz Hernández González salió de Atoyaquillo con el puño en alto y la esperanza infinita. En su pensamiento sólo anidaba la idea de llegar temprano a la manifestación en Atoyac, donde él y sus compañeros exigirían la presentación con vida de Gilberto Romero Vázquez uno de los representantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur que había desaparecido desde el 24 de mayo, fecha en que se le vio por última vez al salir  de su casa para cambiar un giro en la Coalición de Ejidos.

Pasito como le decían de cariño, nunca imaginó que en el vado de Aguas Blancas, se acabarían sus sueños, porque a Pasito le arrancaron la vida en segundos, con una ráfaga de M-1 la policía motorizada cumplió el encargo. Sin embargo, Pasito no ha muerto, ahora es eterno, como la lucha del pueblo.

2.-A Simplicio Martínez Reza lo acribillaron a mansalva. La policía judicial lo despojó del mundo en un retén fantasma, porque antes de esa fecha, nunca nadie había ordenado colocar un destacamento en tal lugar.

La Costa Grande fue testigo de cómo Simplicio se desangró en la tierra, su noble sangre llegó hasta el corazón de la montaña y siguió latiendo. Sobre la tierra roja brotaron flores blancas, que señalaron el camino hacia la justicia, e hicieron  a Simplicio Martínez Reza  inmortal.

3.- A Florente Rafael Ventura  le trituraron las entrañas sin piedad,  para que no se manifestara  por  las demandas de su gente.  La policía de seguridad pública inclemente disparó a traición contra su cuerpo indefenso, para borrar todo indicio de descontento.

Los sicarios no sabían que Florente es indestructible, porque bajo el  sombrero de palma cargaba las voces combativas de los hombres y mujeres que representa. Su pueblo sabía que no iba a llegar con los insumos agrícolas que prometió entregarle el gobierno. Ahora tiene otra misión; ser bandera de las comunidades de la Sierra.

4.- A Efraín Vargas Seballo, le tendieron una trampa.  Cuatrocientos agentes de seguridad del gobierno fascista de Guerrero le desgajaron el alma junto a sus hermanos, cerca del río Las Hamacas a 3 kilómetros de Aguas blancas

Después de la masacre,  los victimarios observaron con asombro cómo Efraín se multiplicó entre los olvidados de Dios, y ni con cuatrocientos mil agentes pudieron destruirlo, porque Efraín es poderoso ante los enemigos de la patria.

5.-Gregorio Analco Tabares dejó a su familia en la comunidad de Paso del Real, con la promesa de llevarles buenas nuevas, y en el camino se encontró con el horror. La orden criminal del gobernador Rubén Figueroa estranguló la dignidad del pueblo, desapareció a Gilberto Romero Vázquez, mató a 17 jornaleros, e hirió a 29, y sin ningún decoro ni respeto por los muertos tuvo el cinismo de colocar armas de fuego en las manos inertes de los ejecutados.

Gregorio fue testigo del espanto, le mutilaron las alas junto a los 16 labriegos de la cordillera suriana, desde entonces, Gregorio se hizo montaña que no perdona ni olvida.

6.- Antes del genocidio, Francisco Blanco Nava dio testimonio del encuentro entre el gobernador y sus compañeros de la OCSS. Figueroa se arrastró como serpiente ponzoñosa por las serranías de Tepetixtla donde se fue el encuentro. Ingenuos y valientes los habitantes de Tierra caliente acudieron prestos.

El gobernador,  les mintió una y mil veces, y sin morderse la lengua los amenazó; “les voy a dar todo lo que pidan pero a sus desaparecidos ya se los llevó la chingada y en cualquier rato se los puede llevar a ustedes”. El miserable quería hacer un trueque sucio; sangre y dignidad por fertilizantes y despensas, en ese momento Francisco Blanco Nava sintió que humillaron su palabra y se volvió bravo.

7.-Anacleto Ahuteco Coyote escuchó el mandato de la tierra, tenía que impedir la explotación de los bosques comunales, descendiente de hombres jaguares  se movilizó sigiloso con las comunidades organizadas, y caminó hasta Acapulco para reclamar el derecho a la vida.

Nuevamente el tirano lanzó un ultimátum para retar los orgullos ancestrales de mixtecos y tlapanecos, de amuzgos y nahuas. La herencia india de Anacleto se reveló ante el desafío, cuando el gobernador en tono de acusación dijo; “se dice mucho que ustedes son guerrilleros”. Anacleto heroico, Anacleto ejemplo, Anacleto valeroso no podía permitir que la acusación de ser guerrilleros le daba el derecho de lapidarlos como delincuentes. Arrasaron con su vida, y no le quedó otra alternativa, que hacerse universal.

8.- A Mario Pineda Infante, le pisotearon el corazón el 3 de mayo de 1995, día en que Figueroa volvió a subir a Tepetixtla. Mario sabía que el canalla buscaba algo más, porque no iba solo, lo escoltaba el comandante de la novena región militar, general Enrique Tomás Salgado Cordero. Traían la consigna de capturar las entrañas del monte, y beber la sangre rebelde.

Cuando los infames se acercaron a la gente,  Mario ofreció su corazón al tiempo que  su compañero Gilberto Romero se interpuso para leer el pliego petitorio, y como consecuencia a los 21 días lo desaparecieron.

Indignado y furioso, Mario Pineda salió en su búsqueda  pero acallaron su voz. Mario y Gilberto ahora son imprescindibles.

9.- A Tomás Porfirio Rondín le reventaron los pulmones en el vado de Aguas Blancas, ya no pudo gritar para salvar la vida de sus compañeros, ya no pudo gritar que el secretario de gobierno José Robles Catalán, y el director de la Policía Judicial Gustavo Olea Godoy se encontraba ahí, comandando el helicóptero que levantó el vuelo en el momento que  se escuchó el primer disparo.

Tomás los vio, ¡cobardes! ejecutar la orden y huir. Tomás los vio, ¡homicidas! dispara contra los indefensos. Tomás los vio, ¡traidores! matar a mexicanos íntegros. Tomás los vio, pero ya no pudo hablar.

10.- A José Rebolledo Gallardo le pulverizaron la cabeza,  eso no fue suficiente para demoler sus ideales.  Qué gran hombre eres José Rebolledo, que para detenerte necesitaron convocar a generales, comandantes y oficiales. Qué temible eres Rebolledo Gallardo, que necesitaron de un gran operativo con la policía motorizada para encarcelar tu valentía. Qué verdadero eres José Rebolledo, que a 15 años de tu muerte, nos sigues dando lecciones de dignidad.  Tus ejecutores; Manuel Moreno y Rosendo Armijo de los Santos, aún tiemblan al pronunciar tu nombre.

11.- Daniel López Castañeda no quería morir de esa manera, reclamó el derecho a poder defenderse, pero la orden del gobernador fue precisa “detener a la gente de Tepetixtla a como diera lugar”  ¡ejecutar con toda vileza!, eliminarlos a pesar de las viudas, de los huérfanos, de las lagrimas, de la ley.

Figueroa el infame había tomado providencias. La tarde del 27 de junio los responsables del hospital municipal de Atoyac recibieron instrucciones del gobierno estatal para que estuvieran preparados por cualquier contingencia en esa fecha. Aquél día terrible, nadie fue atendido en el hospital,  los 17 campesinos masacrados y los heridos, no son una emergencia para el régimen, pero si  indispensables en nuestra lucha.

12.-   Sé que Fabián Gallardo García resucitará entre nuestra pueblo, llegará vestido de esperanza, y verde olivo para hacer justicia. Sé que renacerá con la aurora de la verdad, y destrozará la versión oficial de que en el vado de Aguas Blancas los campesinos iniciaron la agresión.

Sé que Fabián hará que los muertos hablen para  probar que los sacrificados del 28 de junio eran ciudadanos civiles desarmados, y que durante el genocidio, ningún policía resultó herido o fallecido. Sé que Fabián llegará generoso en la batalla final,  le tendremos preparada su hamaca para que descanse, y brindaremos con chilate por la victoria.

13.- Francisco Rogel  Gervacio  a 15 junios de la barbarie, Atoyac no es el mismo sin ti, se quedó sin tus manos, pero le nacieron mil voces. A 15 años de la ignominia Guerrero no es igual, los criminales siguen impunes; encarcelaron a 28 asesinos y a 4 funcionarios serviles, un año después, quedó en libertad el primero de los 4, el delegado de gobernación de la Costa Grande, Gustavo Martínez Galeana, lo premiaron por grabar un video con tu sufrimiento.

A 15 años, ¡carajo! México se hunde en la sangre y dolor. Sin embargo, sé que tendrá más fuerza la vergüenza y el coraje.

 

14.- Amado Sánchez Gil fue ejecutado con un tiro en la cabeza, ningún llanto le regresará la vida, ninguna ley le ha hecho justicia, ningún minuto de silencio será suficiente para honrar su memoria. La farsa del estado insulta, hiere, y lastima,  porque en abril de 1999 fueron liberados 15 de los 28 verdugos, junto con el ex subprocurador de justicia Rodolfo Sotomayor Espino.

En septiembre y octubre, excarcelaron del penal de Acapulco a 6 mas, sólo quedaban 7, y el que fuera director de gobernación Esteban Mendoza Ramos a quienes trasladaron a prisiones lejanas para facilitar su libertad.

La indignación es grande pero no basta.

15.- Victorio Flores Balanzar, tiene 15 lunas de injusticias, ninguna instancia de gobierno ha levantado un dedo para lavar su sangre. Toda la estructura del poder estatal y federal desde los diputados y senadores, hasta el presidente de la República, protegen a Figueroa y a sus compinches.

Cuánta infamia junta, cuanta tiranía acumulada, cuánto daño, cuánta sangre conmovió al mundo, y a los defensores de los derechos  humanos. ¿Qué hace falta Victorio? ¿Qué hace falta? ¿Qué hace falta?

16.- Clímaco Martínez Reza, nunca supo que Figueroa habló con la alcaldesa de Atoyac para decirle; “Venían a la guerra, y guerra tuvieron, ¿somos o no autoridad?”

Clímaco no iba a la guerra, buscaba a sus hermanos, no sabía de emboscadas, era un hombre de honor, no entendía de leyes, quería encontrar a los desaparecidos, no estaba armado, ¡desdichados,  sus brazos solo sabían  labrar  la tierra, y en esos momentos empuñaban las armas de la razón, pero se encontró con una bestia.

En abril de 1996, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sesionaron en privado, estaban a punto de revisar las conclusiones del caso Aguas Blancas, cuando desde el gobierno federal les llegó el mensaje de frenar las investigaciones o, en su defecto no se involucrara al gobernador de Guerrero.

Clímaco, soñaba con un mundo mejor para su gente. Hoy sus sueños, son los míos.

17.- Heliodoro López Castañeda, está entre nosotros, sabe que la Corte llegó a la conclusión de que en el caso Aguas Blancas hubo; violación a la garantía de tránsito, puesto que se detuvo sin orden de autoridad competente a pasajeros que viajaban en camiones de servicio público que transitaban pacíficamente,  violación a la garantía de libre expresión, puesto que la propia autoridad del estado reconoce que intervenía para que no hubiera acto de protesta,  violación a la libertad personal de los transeúntes, puesto que sin orden de aprensión detuvieron a personas, y les impidieron desplazarse libremente  para atender sus asuntos,  finalmente violaron sus garantías de seguridad, de defensa, de petición y de respeto a la vida.

Heliodoro lo sabe; por eso nos ruega, nos pide, nos reclama, nos exige en nombre de la sangre de los 1300 desaparecidos en este país, que detengamos la impunidad.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actividades de AFADEM, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s